Por medio del acompañamiento de familias campesinas se quiere estimular un cambio de mentalidad  en el manejo de la producción agrícola. No trabajamos con masas. Trabajamos sobre convicciones: mediante la práctica de métodos alternativos los agricultores se pueden convencer que los suelos se recuperan de una manera sostenible y que estos métodos facilitan una producción eficiente. Se trata de un asunto que es mas complejo que la simple introducción de nuevas técnicas. Las prácticas agrícolas se ubican profundamente en el sentir cultural de los campesinos de cada pueblo y por eso una transformación del quehacer agrícola que coopera con la naturaleza solamente se logra cuando alcanza las raíces culturales de los agricultores. Este cambio cultural necesita mucho tiempo y paciencia. Se trata de la consciencia que los recursos naturales – suelos, agua, bosques y aire – son fuente de toda vida y que se condicionan mutualmente.

Ejes tématicos:

  • Regeneración y protección de suelos mediante tecnología orgánica adecuada
  • Protección contra la erosión.
  • Diversificación de la producción de alimentos para el autoconsumo.
  • Diversificación de los productos destinados a la venta.
  • Organización sostenible de la parcela de la familia campesina tomando en cuenta la conformación de los suelos.
  • Microcréditos.
  • Comercialización.
  • Organización.

Descargar mas información

Desde un principio nos movió la búsqueda de un sistema agrícola sustentable que sea autosuficiente. Se quieren usar mayormente insumos de origen orgánicos que permitan reforzar el equilibrio ecológico de los agro-ecosistemas, pero que al mismo tiempo sean eficientes.  Al principio en el año 2000 se inició el acompañamiento a agricultores en ocho comunidades (254 agricultores) en aspectos agroforestales sostenibles.  Se trabajó en 64 parcelas individuales y catorce parcelas demostrativas.

Constatamos que la fase del proyecto piloto fue un logro, lo que nos motivó  para que en el futuro se pudiera fortalecer este trabajo y extender las prácticas agroforestales, y desde principios del año 2004, con el apoyo de MISEREOR Alemania, se  empezó un acompañamiento formal y muy de cerca de  todas las familias de los estudiantes y grupos de interés.  Se realizaron prácticas de conservación de suelos, diversificación de cultivos y manejo alternativo de los granos básicos, haciendo énfasis en los abonos verdes. En algunas comunidades se empiezan a concretar el efecto de multiplicación de técnicas productivas, aplicadas y desarrolladas en el instituto,  por lo que se trabaja con dichos grupos; visitados por el equipo de promotores.

Los proyectos que trabajan únicamente con los hombres se están privando de un 50% de la población. Las mujeres tienen un papel aún poco reconocido en las opciones técnicas, en la selección de las plantas que se van a sembrar, en la sensibilidad a la problemática de la sostenibilidad y del la protección de la fertilidad del suelo, su gran preocupación de asegurar la alimentación en abundancia y diversidad durante todo el año. También juegan un papel determinante en el dominio de la comercialización y transformación de los productos.

Con las mujeres se trabajan mas que todo hortalizas, pero también el manejo de aves y coches. El trabajo agropecuario y las visitas a las familias siempre es acompañado por otros temas relacionados a la vida de la mujer y la familia. Se llegó a la conclusión de ya no trabajar con semillas introducidas. Sabemos que las familias tienen mucho interés de producir cebolla, tomate, repollo y ajo por razones económicas. Pero sabemos que nuestras condiciones de suelo y el clima no favorecen estos cultivos. Además culturalmente las familias no están acostumbrados de dar el mantenimiento minucioso que requiere la hortaliza en lo que se refiere a riego, manejo de capa fértil y abonos etc. Vimos que es desmotivante tanto para las promotoras como para las madres de familia manejar cultivos exóticos que dependen demasiado de condiciones climáticas que en nuestra región se dan que excepcionalmente. Vimos por eso la necesidad de ir por lo seguro, porque resulta difícil reanimar una madre de familia de retomar el trabajo después de fracasos. Por eso renunciamos en gran parte en la propagación de cultivos exóticos y optamos por las semillas nativas. Se ha visto que funcionan mejor en los huertos, son más utilizadas en la cocina y sustituían a los otros. Esperan que de esta manera tanto las mamas como las promotoras se puedan sentir más seguras porque esperamos que de esta manera el fruto de su trabajo se garantiza mas y de lo fácil podremos proceder a cosas más difíciles si el proceso lo requiere. Nuestro objetivo principal es incidir en el cambio de actitudes, sembrar convicciones y fortalecer motivaciones.

FaLang translation system by Faboba