En los años  de la década del 90  la juventud de las comunidades participaba de un dinámico proceso de organización. Líderes jóvenes empezaban a dar cursos y charlas en las localidades sobre temas de relevancia para la juventud cubriendo aspectos  sociales, culturales y religiosos. En aquel momento más de un 50% de las comunidades no contaba  con ninguna escuela estatal y por consecuencia los muchachos no sabían  leer e escribir; es por esos años que se funda una Escuela Primaria Sabatina. Cientos de jóvenes participaban en este proceso. 

En ese momento, se analiza desde los dominicos la posibilidad de empezar un proceso formativo más fuerte con miembros de la Directiva de dicho movimiento, aunque para 1,993 únicamente cuatro jóvenes participan activamente en apoyo a los procesos de formación y hasta 1,994 el grupo llegó a 15 personas. En aquel momento no había mucha claridad sobre qué camino tomar. Los jóvenes soñaban con un Internado tradicional, como habían visto en otros lugares, y que visualizaban como única opción. Para los dominicos, optar por este tipo de educación no correspondía a sus prioridades, ya que alcanzaba únicamente a una porción reducida de la población y en cambio tenían como objetivo la formación teórica y práctica de jóvenes líderes campesinos, y como el medio de vida había sido la agricultura, se pensó en la importancia de una formación centrada en técnicas de agricultura sostenible y en gestión de empresas agrícolas.

Se inician entonces las gestiones correspondientes para la compra de un terreno que pueda albergar el internado y desde su adquisición el « Centro Fray Domingo de Vico » crece poco a poco. Primero se pensó en crear las instalaciones en donde realizar la formación de los líderes del movimiento juvenil y ubicar en el al pequeño grupo en formación. Gradualmente se comprendió la importancia de encaminarnos seriamente hacia una Escuela de Agricultura Sostenible.

Click aquí para leer: Historia

El proceso Asociativo

Interesados en construir un fin en común, para garantizar la salvaguarda de los bienes y la duración del Proyecto el 10 de diciembre del año 2008 se creó la "FUNDACIÓN FRAY DOMINGO DE VICO" como forma jurídica final que aportó legalidad al proceso y es la dueña de los activos. Mediante Acuerdo del Ministerio de Gobernación 3026 2008, queda formalmente reconocida ante el Estado.

Con el tiempo funcionó formalmente el Instituto Agroecológico Fray Domingo de Vico, se logra la exoneración de Impuestos por medio del Instituto como actividad educativa y la inscripción de los colaboradores en el IGSS (Instituto guatemalteco de Seguridad Social).

Fines

La Fundación se inspira en objetivos de proyección social, solidaridad humana y asistencia humanitaria, por lo que sin que se constituya una limitante para el desarrollo de otros, su objetivo fundamental es:

  1. Fomentar el respeto a los valores. La espiritualidad y las costumbres que son propios de la cultura q´eqchí enfatizando de una manera especial en la juventud campesina;
  2. Apoyar a las comunidades de la región es su lucha por el acceso a la tierra y regularización en su caso;
  3. Desarrollar una práctica agrícola sostenible a través del uso de técnica de conservación y uso eficiente de los recursos que intervienen y los que resultan de la producción agrícola y pecuaria
  4. Promover la introducción de nuevos cultivos a la zona, previa investigación
  5. Apoyar a los procesos de organización social en general y específicamente para lograr mayor incidencia en el proceso de comercialización de los productos agrícolas y pecuarios obtenidos
  6. Capacitar a los beneficiarios de la Fundación Fray Domingo de Vico para que eventualmente en el futuro sean quienes administren y tengan el manejo de la misma conservando los mismos objetivos e intereses de su creación y
  7. Cooperación con instituciones que tuvieran fines similares y, desde luego, siempre que así lo ameriten las circunstancias del caso.   

 

Visión

Dignificarnos como campesinos y campesinas Maya-Q’eqchi’, con los valores del pasado, con lo que tenemos y abiertos a los retos y oportunidades del mañana – reconciliándonos con nosotros mismos, con los demás y la naturaleza.

Misión

Somos una comunidad educativa que entiende a la persona como un ser integral.  Nos basamos en los valores humanos y espirituales de la cultura Maya-Q’eqchi’ para formar personas  conscientes de sus raíces y de su responsabilidad con su entorno, capaces de impulsar procesos autogestionarios agropecuarias sostenibles. 

Objetivo Estratégico

Nuestra Fundación se propone ofrecer alternativas de solución en lo pedagógico, formativo y productivo, desde una visión contextualizada y participativa a jóvenes campesinos y sus familias fortaleciendo las buenas prácticas inherentes a la cultura Maya-Q’eqchi’, la identidad y la espiritualidad, así como el acompañamiento de una manera abierta y critica a los cambios culturales que se están viviendo teniendo un especial énfasis en los socio-económico productivo para  garantizar la seguridad y soberanía alimentaria nutricional, generar ingresos y empleo para vivir en el campo dignamente tomando en cuenta la necesidad de mantener y restaurar al equilibrio ecológico.

Ejes Temáticos

  • Fortalecer la dignidad e identidad de la familia campesina Maya-Q’eqchi’
  • Practicar Agroecológica en el contexto del trópico-húmedo
  • Fomentar una Agricultura sostenible y sustentable
  • Experimentar e investigar con cultivos nativos e introducidos en la región en aspectos de producción, transformación y comercialización
  • Utilizar tecnología apropiada 
  • Ponerse al día permanentemente en conocimientos nuevos relacionados con agricultura orgánica y tecnología apropiada en vista de su aplicación práctica
  • Sistematizar continuamente las experiencias de los diferentes componentes
  • Fortalecer valores relacionadas con la organización campesina en vista de procesos productivos y comerciales con enfoque social y solidario

 Plan Estrategico FFDV

 

Justificación

La parroquia de Santa María Cahabón cuenta con aprox. 52,000 personas, aprox. 7,000 viven en la cabecera municipal y el resto en 137 comunidades rurales dispersos sobre 1,500km2. Un 95% viven de la agricultura. A pesar de este hecho hasta la fecha no existe una formación específica para pequeños productores. Desde antigüedades los campesinos tienen costumbre de tumbar la selva y de quemar los residuos para poder cultivar el maíz. Esta práctica se llama Tumba-quema-siembra. Pero a la fecha la selva desapareció en su gran parte. Ya no hay mas baldíos o tierra para comprar. La población sigue aumentando. El monte bajo se corta y quema ya cada 2-3 años por falta de tierra (hace 40 años se retornaba cada 10 años al mismo terreno). La quema de los campos y el intensivo cultivo del maíz llevan a una erosión progresiva y un empobrecimiento de los suelos y aumenta el índice de pobreza de la población. El Índice de Desarrollo Humano -IDH-1 del departamento es de  los más bajos del país 0.364,  comparado con el nivel nacional que es de 0.67. Este indicador combina índices de esperanza de vida, nivel educativo (alfabetización en adultos y matriculación en establecimientos de enseñanza) y el  nivel de ingreso per cápita (PIB per cápita). También Alta Verapaz acusa el mayor Índice de Exclusión del Desarrollo Social del País. Este indicador mide el grado en que se limitan las posibilidades de vivir una vida digna, toma en cuenta porcentaje de personas que morirán antes de los 40 años, porcentaje de adultos analfabetos y porcentaje de niños desnutridos. 

Sostenibilidad

Buscamos camino para colaborar eficientemente con la naturaleza para que introducir criterios ecológicos y orgánicos en el manejo de la agricultura. En el área Q’eqchi‘ no existen otras instituciones educativas que ofrecen una formación en agricultura sostenible con criterios agroforestales. Estamos hablando de una población de unos 800,000 integrantes.

Relevancia a nivel de una Política de Desarrollo

La problemática de la tierra era causante principal de los conflictos sociales, económicos y políticos que golpearon a los descendientes de los mayas en Guatemala. La distribución desigual de la tierra era una de las razones más importantes que llevó al país a una guerra civil de 36 años. La pobreza era una constante y resultado de una distribución injusta de las posibilidades económicas. Principios de este siglo al fin miles de familias campesinas recibieron sus títulos de propiedad y quedaron como dueños legales de sus terrenos. Pero ahora nos vemos enfrentado con el reto que los métodos tradicionales de cultivar ya no corresponden a las necesidades que resultan de la situación demográfica de la población.

En el pueblo Maya-Q’eqchi‘ las formas y la experiencia de su espiritualidad y cosmovisión son muy vivas. Durante siglos esta identidad cultural fue discriminado por los sectores dominantes de la sociedad y por ratos hasta también por la misma Iglesia arrinconando la expresión religiosa cultural del pueblo Maya en el ámbito de la idolatría. En esta época de redescubrimiento y valoración de los valores de los pueblos ancestrales para nuestras Instituciones el fortalecimiento de la conciencia de los raíces de la identidad y de los valores propias de la cultura y su práctica es un objetivo central – en contra del olvido.

Competencia y Ejecución Calificada

Personal calificado en aspectos agropecuarios y pedagógicos

Existencia de planos estratégicos y discusión constante de los mismos; son la base de discusión de la elaboración de proyectos contabilidad legal.

Asesoría en diferentes áreas: agronomía, jurídico, contable-financiero, estratégico, adecuación de guías curriculares a nuestros ejes temáticos, acompañamiento socio-psicológico del Movimiento Juvenil Rural y en la formación de adultos, evaluaciones permanentes por medio de los donantes y contrapartes: MISEREOR, Bridderlech Deelen, KNH, Caritas, Entre amigos etc.

1999 Ministerio de Educación reconoce nuestra Escuela Agrícola a nivel primaria

2001 Ministerio de Educación reconoce a IFDV como „Instituto experimental“ a nivel de educación básica (Propuesta de una forma alternativa de educación básica con los ejes temáticos: Agricultura Sostenible, Cultura Maya e Idioma Q’eqchi‘, reconocimiento para 3 años)

2007 Ministerio de Educación reconoce definitivamente a IFDV y su guía curricular alternativa

2008 Se inicia oficialmente tramite con la ENCA (Escuela Nacional Central de Agricultura) – ente regidor de toda educación agrícola en el país – con el fin de fundar a la EATFDV (Escuela de Agricultura Tropical Fray Domingo de Vico)

2009 Se creen la personaría jurídica de la Fundación Fray Domingo de Vico y la Empresa INUP S.A. como brazo comercial de la actividad social

Referencias

  • Caritas Suiza
  • ASINDES ONG, Guatemala, Hilario Lambrecht: www.asindes,org
  • Bridderlech Delen Luxemburgo, Patrick Godar, Sophie Schaul
  • MISEREOR Alemania, Eckhart Finsterer, Felipe Teller, Monika Hesse,
  • ALTERTEC Guatemala, Rafael Solorzano
  • Lagun Artea, Entre Amigos, País Vasco
  • Kindernothilfe Alemania, Lic. Alba Arzú
  • CATIE, Centro Agronómico Tropical de Investigación y enseñanza, Costa Rica
  • Mons. Rodolfo Valenzuela, Obispo de las Verapaces, Guatemala
  • Lic. Enrique Torres Lezama, abogado, Guatemala
  • Georg Schmucki, Suiza
  • Lic. Rafael Sanchez, abogado, Guatemala
  • Lic. Gustavo Illescas, auditor, Guatemala
  • Lic. Gustavo Sierra Pop, pedagogo, Guatemala
  • Lic. Mario Sebastián Caal Jucub, pedagogo, Guatemala

Camino hacia el fortalecimiento institucional

Tomando en cuenta la experiencia ganada, tanto en la experimentación y producción de la finca, como  en el trabajo de acompañamiento a familiares de estudiantes y grupos de interés  llevado por el equipo de promotores;  vemos necesaria la sistematización de la información. Por lo que se ha iniciado el proceso a partir del año 2006 de levantamiento de la línea de base, buscando definir  un programa de seguimiento y evaluación que sirve y servirá para las propuestas de trabajo en el futuro.

Hemos avanzado en el proceso de fortalecer la Institución a lo interno, llevando un manejo contable que está a la altura de leyes nacionales  e internacionales.  Comomecionado anteriormente en el año 2004 se logró, a nombre del Instituto, la legalización ante la SAT (Superintendencia de Administración Tributaria) y el IGSS (Instituto Guatemalteco de Seguridad Social). A finales del año 2008 con apoyo externo (ASINDES), se trabajo intensamente en el reordenamiento de los procesos administrativos y contables creando manuales de procedimientos y funciones los cuales empezaron a utilizarse de inmediato.

Dos acciones realizadas el año anterior significaron un avance cualitativo para los objetivos de la Institución, una fue que el 10 de diciembre se reconociera formalmente ante el Estado como Fundación y la otra, la creación de INUP S.A.

Desde hace algún tiempo, los excedentes de la producción, tanto nuestra como de las comunidades del Municipio habían requerido de una vía formal para ser colocadas en el mercado (recolección, acopio y distribución) por lo que en el año 2,008 se inician los esfuerzos para la conformación de una empresa comercial, que concluyen en la conformación de la INUP S.A.  (Ceiba en idioma Q’eqchi’) como Brazo Comercial de la Fundación. Logro que significara el inicio de una nueva experiencia de acopio, transformación y comercialización. 

FaLang translation system by Faboba